El campo bravo de Levante

Cada vez más son las ganaderías que vuelven a sus orígenes y empiezan de nuevo a pastorear con sus reses por el campo de Levante. 


Las subidas continuas de los productos alimenticios del ganado vacuno, han propiciado que muchos ganaderos, se planteen sacar los animales a pastar por sus localidades. Muchos ya lo hacían desde siempre y ahora otros tantos se han apuntado a esta manera de proceder. Son varias las ventajas que se pueden obtener, de las cuales destaco principalmente dos: reducción en el coste alimenticio por el aprovechamiento de los pastos y mejora en la fortaleza de las reses. 


En la primera de ellas cabe resaltar que cada vez más el coste de forraje de paja y pienso se encarece lo que provoca un aumento considerable de los gastos ganaderos, que junto al estancamiento e incluso bajada de los precios por los espectáculos taurinos, provocan que se busquen alternativas para abaratar costes e intentar sacar un mínimo de beneficio. 


La segunda de las ventajas es primordial, ya que el andar todos los días hace que los animales se encuentren con mayor energía y resistencia, lo que repercute posteriormente cuando son lidiados. El estar estabulados constantemente es perjudicial ya que propicia problemas en las articulaciones y pezuñas.


Por todo ello, creemos que esta práctica debe continuar y ser fomentada, aunque sabemos que no es nada fácil el manejo en la actualidad, pero que mejor estampa que ver campar a sus anchas a los animales bravos por nuestras tierras.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario