AVISPADA DE OZCOZ, UNA VACA PARA EL RECUERDO

Recuerdo la primera vez que la vi, era un vaca joven con penetrante mirada y bien armada. Se encontraba en la finca Soto de la Barca un enero del año 2009 y tuve la oportunidad de fotografiarla. 

























Posteriormente le perdí la pista hasta el 2011, cuando me causó una grata impresión en la peculiar plaza de Santa Bárbara (Tarragona). Muy buenos detalles de brava, llegando hasta el final, y siempre buscando presa. No trabajó mucho los trastos pero pocos se atrevieron a recortarla. A partir de aquí me hice fiel seguidor de ella, y la seguí siempre que pude, bien en videos o en directo.


Les estoy hablando de la vaca Avispada, marcada con el número 472, guarismo 4, colorada, perteneciente a la ganadería aragonesa de los Hermanos Ozcoz y que ayer murió en Zaragoza en el concurso de recortadores con anillas, tras rematar con mucha fuerza en un burladero. Una gran vaca, que siempre lo dio todo, bravísima y de las más respetadas en los últimos tiempos por los anilleros.  


Se caracterizaba por acudir muy fuerte a los recortes, por llegar hasta el final en sus acometidas y levantarse en tablas. En sus últimas actuaciones de 2013 se mostró intratable, siempre dando un gran espectáculo y sobretodo, mucha emoción. 




Una gran lástima que acabara tan pronto su vida, porque ejemplares como ella, son los que hacen falta en los festejos populares. Desde aquí nuestro pequeño homenaje a Avispada, o la cuatrocientos setenta y dos, como muchos la conocían. Dar mucho ánimo a los ganaderos, ya que una pérdida así, debe doler, y esperar que nos sigan deleitando con tan grandes vacas como lo ha sido ésta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario