VISITA A LA GANADERÍA DE D. ANTONIO LÓPEZ GIBAJA

El pasado mes de julio, pudimos visitar la ganadería de D.Antonio López Gibaja, sita en Oliva de Plasencia (Cáceres). Allí encontramos una finca de auténtico lujo, Los Baldíos, en la que está cuidado cada detalle, con unos cercados magníficos y unas instalaciones envidiables. Nos llamó la atención el enorme depósito mirador que reparte el agua por toda la finca y desde el cual se pueden contemplar unas maravillosas vistas. 


Depósito mirador de la ganadería.
Detalle del chorro que abastece el depósito de agua.
En cuanto al ganado, presenciamos varios lotes de vacas, algunas de enorme seriedad, como las que podemos ver en las siguientes fotografías, también un cercado con algunos sementales, casi todos ellos con el hierro de El Torero y de avanzada edad. Cabe decir que se trata de una ganadería joven, dado que comenzó en el año 1998 con ganado procedente de Carlos Nuñez (línea Rincón), Marqués de Domecq y Jandilla, pero que desde 2009 ha modificado su procedencia con vacas y sementales de El Torero. Actualmente consta de unas 170 vacas de vientre y 10 sementales.




Varios sementales con el hierro de El Torero.


Por otra parte, también pudimos ver algunos erales marcados con el guarismo 1, que tenían la presencia de utreros y unas bonitas hechuras. Como muestra, las fotografías de estos tres tacos de novillos.

























También contemplamos varios cuatreños de bastante seriedad, tres de ellos, lidiados en la corrida del Blusa en Vitoria durante el día 25 de Julio, en la que fue premiado el toro Infante nº 43, lidiado por Pérez Mota. 





Infante nº 43, lidiado por Pérez Mota en Vitoria y galardonado con el premio Florito al mejor toro.


Precioso el ejemplar marcado con el número 9.


De la camada lidiada durante este 2013, destaca el bravo ejemplar lidiado en la concurso de Zaragoza, un colorado de nombre Marqués, número 15, guarismo 8, y con un enorme trapío. Fue muy bravo en el caballo, se arrancó tres veces desde el centro de la plaza y empujó con fuerza, metiendo riñones y con la cara abajo. En la muleta tuvo mucha clase, aunque se vino un poco a menos por el enorme castigo al que fue sometido. Comentar que este ejemplar procedía de la línea antigua de la ganadería (creo que Nuñez-Rincón). A continuación, les mostramos varias fotografías de este toro realizadas por Josemi y André Viard, una de ellas en el campo, dónde se aprecia que el toro estaba mejor de carnes que en la plaza (según el ganadero estuvo 24 horas de viaje en el camión y perdió algo de peso).



Por último, solo me queda agradecer al mayoral, Bienvenido García, por el excelente trato con el que fuimos recibidos. Un placer poder contemplar una de las mejores fincas de ganado bravo de España.



No hay comentarios:

Publicar un comentario