GANADEROS DE CORRO PARA LA HISTORIA: HERMINIO PRATS

Comenzamos una nueva sección en el blog denominada GANADEROS DE CORRO PARA LA HISTORIA, en la que trataremos de dar a conocer ganaderías que ya no existen en la actualidad y fueron importantes en otra época. Inauguramos con el ganadero de la Serra d’Engarceràn (Castellón) Herminio Prats.

Herminio Prats. 
La relación con el mundo de la ganadería de Herminio Prats comienza de bien joven, cuando después de hacer la mili forma un rebaño de cabras blancas. Siempre tuvo afición por los toros, y un buen día decidió apostar por el bravo. Compró sus primeras vacas en el año 1974, en el mes de mayo, al tío Manuel Parreta de la Serratella, procedentes del ganado de Oña. Según Herminio, eran vacas del montón, pero con ellas comenzó a correr por los pueblos como Les Coves, San Jordi, Cervera y La Jana. Posteriormente se hizo amigo de Pepito el Charnego, el cual tenía mucha faena por aquel entonces, y estando su hijo Pedro en la mili, decidió ofrecerle trabajo por las tierras del Ebro a Herminio. Además también estableció una buena relación con el abuelo Lecris, subiendo en muchas ocasiones a la provincia de Teruel a correr con su ganado para cubrir los pueblos que Lecris no podía realizar. Ya que el ganado comprado inicialmente a Manuel Parreta no convenció a Herminio, éste fue adquiriendo animales al Charnego, Paco el Gallo y a Domingo el Gallo, y se fue montando su propia ganadería. 
Herminio nos comentaba: si no fuera por los veterinarios, hoy día,  todavía tendría vacas, cuando comenzaron los saneamientos aguanté mucho sin sanear hasta el último momento, y fui vendiendo ganado hasta quedarme con 20 vacas. Con estas 20 vacas hizo sociedad con Grilló, dejándose animales el uno al otro para correr por los pueblos, no corriendo en tantos sitios y teniendo el ganado más como una distracción que como un negocio. Entre esos animales se encontraba la vaca Milagrosa, una de las mejores que tuvo Herminio, que finalmente vendió por 1.200.000 pts. Como explica Herminio un día mi socio, sin decírmelo, decidió dejarle la vaca para exhibirla en Puertomingalvo a Paco el Policia, cosa que me sentó como un tiro en la nuca, porque si yo te dejo a ti mi coche, tú no tienes porque dejárselo a otro. Por este motivo, Herminio decidió vender la vaca al ganadero Cabosa, junto a otras 10 vacas por las cuales pagó lo mismo que por ella sola. 

Vaca Milagrosa en els Ibarsos.
Como en aquel momento se quedó solamente con 19 vacas, le pidió una vaca a Grilló para no perder los derechos como ganadero. Aquella vaca comenta Herminio que estaba tísica, y cuál fue su sorpresa que cuando llegó el día del primer saneamiento todas sus 19 salieron malas y la tísica salió buena. Desde aquel entonces Herminio ya no quiso saber nada del ganado bravo, y se dirigió al centro veterinario de Vall d’Alba, tiró la cartilla encima de la mesa y dijo: no quiero saber nada de cartilla, ni de vacas ni de vosotros (dirigiéndose a los veterinarios), porque habéis sido la ruina de los ganaderos. Otro hecho destacable que comenta Herminio, es la cantidad de trapicheos que se realizaron con el ganado que supuestamente iba al matadero. Según dice Herminio mis vacas y el manso se los llevaron al matadero, pero al cabo de 4 o 5 años el manso todavía rodaba por el mundo. Si yo hubiera querido montar jaleo con aquello, hubiera puesto en un compromiso a la veterinaria y al hombre de Betxí que se llevó mi ganado al matadero. Aquí pues, en el año 1998, finalizó la historia de esta ganadería.

Milagrosa en Betxí.
De entre los animales a destacar están los siguientes: el toro Cubano que procedía de la vaca Verdulera de Vicente Domínguez, Corto con el hierro de Lecris, Mensajero, Comerciante procedente de Machancoses, Morico, Presumido, y en cuanto a vacas Milagrosa, Fanfarrona, Señorita, Perdigona, Sargantana, Verdulera, Culebra, Madrileña, Favorita, Violeta y Carpintera.

Toro Cubano en La Serra Engarceran

Dos imágenes más de la vaca Milagrosa, el buque insignia de la ganadería.





No hay comentarios:

Publicar un comentario