VAREA, LA NUEVA ILUSIÓN DE CASTELLÓN

A dos días de su debut con picadores ante los de Prieto de la Cal en la plaza de toros de Castellón, les ofrecemos un pequeño reportaje que realizamos junto a Jonathan Varea, joven novillero de Almazora, que se ha convertido en la nueva ilusión de todos los aficionados de la provincia. Estuvo tentando a campo abierto el pasado fin de semana en la ganadería santa colomeña de Mª Sagrario Huertas, junto a sus todavía compañeros de la Escuela Taurina. En próximos días les ofreceremos un reportaje completo del tentadero.


Le vimos mejor que nunca, con un toreo más que asentado y con la clase que atesora. Su temporada depende de la citada novillada, de buen seguro que a la mínima que uno de los veragüeños se deje dar dos tandas, Varea las aprovechará y mostrará su concepto a todo el país. Porque una cosa hay que tener clara, la feria de la Magdalena es un buen escaparate para él, que debe aprovechar sí o sí. 




A nuestra pregunta de como ve su debut y que esperaba de la novillada nos dijo entre risas que lo ve blanco, bueno más que blanco jabonero, con muchísima ilusión y que es la ganadería que les han puesto y con la que va tocar triunfar. Se mostraba optimista con los dos tentaderos que ha realizado en La Ruiza, ha tentado cuatro vacas con las que ha disfrutado mucho.



Se define como un torero clásico que intenta hacer las cosas con gusto, que le gusta siempre enganchar adelante la embestida y llevarla atrás lo más limpia posible. Defiende a las figuras en su empeño por matar corridas únicamente de encaste Domecq, porque bien dice que se lo han ganado, eso sí, comenta que de vez en cuando deben realizar gestas como las preparadas este año: la de Perera con Adolfos, Juli con Miuras, Cid con Victorinos, etc. Si se tuviera que quedar con un torero, sería con Morante.



Respecto al resto de tercios de la lidia, nos comentó que en la suerte de varas intentará, dentro de sus limitaciones, hacerlo lo mejor posible para que se pueda ver el animal, y que le gustaría dejarselo crudo para que le pueda servir en la muleta. Ello no quita que si el novillo lo requiere y da espectáculo, lo ponga dos o tres veces sin darle mucho. También comentó que es fundamental alimentar al aficionado en todos los tercios: intentar lancear con el capote de salida, no perdonar ni un quite, que la cuadrilla haga bien su trabajo y rematar con la muleta. 



Desde estas líneas le deseamos lo mejor para el tan esperado día, creo que va a ser un novillero que va a sorprender a más de uno por  lo hecho que está y que creemos que tiene unas enormes cualidades para llenar de emoción el coso de la calle Pérez Galdós. 



Una cosa si que pedimos, no solo a Varea, sino también al resto de novilleros. Nos gustaría que entre los toreros nuevos que están emergiendo, se intentara recuperar lo que es la lidia completa, desde que sale por la puerta de chiqueros, hasta que va camino del desolladero, que se vea un espectáculo en cada tercio y que se intente hacer todo con pureza y de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario