DESTACADO GANADO DE OZCOZ EN SAN CARLES DE LA RÀPITA

Los Hermanos Ozcoz nos deleitaron con un buen corro el pasado lunes 21 de julio, en la localidad tarraconense de San Carles de la Ràpita. Presentaron doce animales, diez vacas y dos toros.
















La primera de la tarde, de pelaje burraco, tuvo poco que destacar, estuvo a punto de levantarse en varias ocasiones en las barreras pero no lo consiguió. La segunda, marcada con el número 14 y de pelaje ensabanado, tuvo mucha alegría en sus acometidas, trabajó bien en la barca y realizó una buena subida a la pirámide.


La nº 657 y la 502 mostraron movilidad y trabajaron en la barca pero sin llegar a transmitir al público. Únicamente resaltar una buena subida a la barca de la 502, estando a punto de coger al que estaba colgado.


El toro nº 20 paseó su bonita estampa por la plaza, nada más. Hasta aquí una primera parte que no terminó de gustarme. Cambió el rumbo de la tarde la nº 34, una vaca colorada, que fue para mí la mejor, muy brava, trabajó los obstáculos con mucha chispa, remató en barrotes y cogió sin consecuencias a un mozo, al hacerle hilo por debajo de la pirámide. Res joven a tener en cuenta en un futuro.


Trajo también a la 511 que tuvo algún detalle en la barreras pero no acabó de emplearse. Posteriormente, salió otra de las destacadas, la 489. Que recuerdos más buenos me trae esta vaca, hacía unos cuantos años que no la veía y no me defraudó. Trabajó las barreras como nos tiene acostumbrados y se levantó en varias ocasiones en busca de presa, en una de ellas espectacularmente.





El novillo nº 5 cuajó también una buena lidia, fue bravo, remató hasta reventarse el pitón izquierdo, se levantó a las barreras y realizó buenas subidas a la pirámide. 



La 819 provocó otra cogida, esta vez en la barca al alcanzar a un joven que arriesgó demasiado. Le dio un buen golpe en la nariz. Anteriormente ya lo había avisado, estando a punto de llevarselo por delante.



Otra de las que más me gustó fue la 531, burraca y curra, muy brava, trabajó muy bien la barca, realizó subidas muy rápidas a la pirámide y saltó el banco. Todo ello con la chispa que caracteriza a este ganado. Para finalizar la 362, colorada, y muy seria, pocos se atrevieron con ella.


En líneas generales, una buena tarde, en la que casi todas las reses fueron aplaudidas por el numeroso público que abarrotaba la peculiar plaza de carros de esta localidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario