PABLO MAYORAL, SANTA COLOMA EN ESTADO PURO

Hoy les hablamos de una ganadería que data del año 1954, cuando D. Pablo Mayoral Herranz compra un lote de cien reproductores de Doña Francisca Sancho, Viuda de Arribas, procedentes de D. Vicente Martínez. En 1962, se añaden vacas de procedencia Curro Chica (Veragua) de la ganadería de D. Alfonso González Carrasco. El encaste Santa Coloma se añade en la ganadería en 1964, con la compra de un lote de 40 vacas a D. Víctor Huertas, procedentes del Duque de Tovar y María Dolores de Juana de Cervantes y un semental de este último hierro. En 1986 fallece D. Pablo Mayoral Herranz, y la titularidad pasa a su hijo D. Pablo Mayoral Benito. En 1998 fallece este último, pasando la ganadería a sus herederos. 

Mara Mayoral es la encargada de llevar las riendas en la actualidad, con la ayuda de su hermana Ana. Ambas han apostado fuertemente por el encaste santacolomeño, eliminando todo lo demás. Es de destacar que desde la última incorporación con lo de Huertas, nunca se ha añadido nada más, con lo que llevan su propia selección después de tantos años.

Actualmente la ganadería consta de 200 vacas y 10 sementales. Respecto a estos últimos pudimos contemplarlos en un cercado en el que estaban todos juntos y la verdad es que eran auténticos tíos. Dentro del mismo encaste encontramos diversidad entre ellos, tanto en hechuras como en pelajes. Desde negros más ybarreños, pasando por cárdenos claros y hasta un sardo. De todos ellos, me encantó el nº 24 guarismo 7, muy armónico y bien hecho, cárdeno claro, meano, bragado y girón.








En cuanto a las vacas, que decir, una auténtica belleza, acentuado por el verdor del campo extremeño y por algunos becerros correteando. Estuvimos más de dos horas contemplándolas, y no hay palabras para describir aquella maravillosa estampa. Las hay cárdenas claras, oscuras, negras, entrepeladas, sardas, veletas, cornipasas, multitud de adjetivos que las definirían.


































Por lo que respecta a la temporada pasada, nos cuenta Mara que están muy contentos, su mercado principal son los festejos menores y las cosas han salido muy bien. Lidiaron casi todo de erales y tres novilladas picadas con muy buen resultado.

A la pregunta de cómo veía Mara la situación actual de la fiesta y el de su encaste nos respondió lo siguiente: El encaste santa coloma, es sabido por todos, que presenta más complicaciones que otros encastes que actualmente tienen más tirón para las figuras. Hay que tener en cuenta que las figuras, como figuras que son, torean una gran cantidad de festejos en la temporada y no sería posible que lidiaran este tipo de encastes más complicados, entre comillas, todas las tardes. Ahora, también es verdad que para que la fiesta se mantenga y tenga aliciente, todas las temporadas deberían lidiar un cierto número de festejos de estos encastes, son figuras, y por tanto, todas las aptitudes y conocimiento del toro. Lo que sí puedo decir que los toreros que entienden este tipo de encastes, que no son muchos, deberían considerarse y para mí, tienen todo mi respeto. Actualmente, este encaste se mantiene por la afición y esperemos que se siga con esa ilusión, de lo contrario, esto terminará desapareciendo. Los ganaderos hacemos un gran esfuerzo en mantener este encaste, y trabajamos para conseguir un toro que despierte interés. Miramos con ilusión al futuro, pero necesitamos el apoyo de la afición y por supuesto de los matadores que se enfrentan.

Por último, pudimos contemplar la camada para la próxima temporada, en total tres novilladas picadas, aún sin destino cerrado. Novillos preciosos, de bonitas hechuras. 







Un placer haber pasado la tarde en esta maravillosa ganadería, que mantiene intacto este encaste que tan poco acostumbrados estamos a ver en las plazas. Desde estas líneas, les animamos a que sigan en esta lucha constante por conservar esta joya dentro del mundo taurino.

UNA MAÑANA DE OTOÑO EN LA FINCA LOS BALDÍOS

Tras casi un mes de inactividad en el blog debido a unos problemas técnicos, volvemos esta semana con un precioso reportaje de campo de la ganadería de D. Antonio López Gibaja. Hace unos días, estuvimos por el campo extremeño y realizamos varios reportajes que les iremos mostrando durante las próximas semanas.

Nos recibió su hijo, D. Antonio López Rivas, en su finca de Los Baldíos, para pasar un agradable mañana de otoño con él. Paseamos por los distintos cercados con un curioso todo terreno, comprado al ejército español, y que tiene una gran funcionalidad para andar por el campo. Contemplamos un paisaje maravilloso, muy muy verde debido a las lluvias de los últimos meses, y que garantizan buenos pastos para lo que queda de año. 

Comenzamos con las madres, algunas ya paridas, con su pequeño retoño, y otras a punto de caramelo. Algunas marcadas con la AL y otras con el hierro de El Torero, hecho que demuestra el cambio que desde hace unos años, ha empredido este ganadero. 

Madre con el hierro de El Torero.

Seria castaña con el hierro de la casa.

Preciosa erala colorada.






Está basando su ganadería en el encaste Salvador Domecq y Díez, y por ello también ha adquirido recientemente dos sementales de la misma ganadería, que se unen a los ya existentes que adquirió hace unos años. Pudimos presenciar como se ultima la preparación de los padres para comenzar con la cubrición a partir del mes enero. Como curiosidad, en esta ganadería siempre se echan a las vacas el día de la Virgen de La Paz, el 24 de enero, por ser el día de la patrona de Alcobendas, lugar donde nació Antonio López Gibaja.

Bonito semental de El Torero.


La temporada pasada ha sido bastante satisfactoria, lidiando una corrida de toros en Alicante con dos ejemplares destacados, una novillada con caballos en Valencia con cuatro de ellos de muy buena condición, una novillada sin caballos en Almería y otra en Santa Cruz de Retamar, en la que fue premiado Hablador, nº 58, como el mejor de la feria. Destacar que los utreros y erales ya son procedencia de El Torero.

Por último, lidió un cuatreño de nombre Inmóvil nº 7, que ganó la corrida concurso de Sotillo de Adrada, siendo el último lidiado de la antigua procedencia Núñez-Marqués de Domecq-Jandilla. Era hermano por parte de padre de Marqués, el que ganó en 2013 la concurso de Zaragoza. Una lástima que el padre de ambos, Dibujado, ya no nos deleite con más hijos, pero seguro que con la nueva procedencia van a salir ejemplares tan buenos como estos.

Para la próxima temporada, tiene preparadas una corrida muy bonita y seria a la vez, tres novilladas picadas (una de ellas muy bien armada y para una plaza importante), y tres novilladas sin caballos. De los novillos nos llamó la atención el nº 38, un espectáculo para la vista y con enorme seriedad para la edad que tiene. Veremos cual es su resultado en la plaza.

Dos erales de gran cuajo.


Precioso utrero burraco.

Serio utrero colorado ojo de perdiz.







El nº 38, un espectáculo para la vista.


Será el primer año que lidie corrida con procedencia El Torero, y vistos los resultados de la temporada pasada, seguro que dará buen juego. De todos ellos, me gustaron especialmente dos. Un castaño marcado con el nº 27, y el nº 19, un armónico y muy bien hecho ejemplar, negro, hondo, de manos bajas y prominente cuello, incluso el ganadero tenía dudas de si quemarlo para semental.


Un taco el nº 27


Perfecta morfología del nº 19.






Como siempre, todo un placer visitar esta ganadería y más con el colorido con el que nos la encontramos. Disfruté mucho realizando las fotografías y de la charla que mantuvimos con Antonio. Muchas gracias desde estas líneas y mucha suerte para esta nueva temporada que se presenta muy atractiva.