LA TARDE DE FERNANDO MACHANCOSES TAMPOCO CUBRE LAS EXPECTATIVAS EN EL CONCURSO DE SANTA BÁRBARA

Martes 14 de julio, de nuevo, una tarde en la que las cosas no acabaron de salir demasiado bien. Esta vez con ganado de Fernando Manchancoses. ¿Por qué? Pues para mí la suma de varios factores. Por una parte, algunas de las reses las vi muy sueltas, con poca fijeza. Por otra, tampoco se acoplaron demasiado bien con ellas los recortadores que estaban contratados. Al final esto es cosa de dos, y si el binomio no está al 100 %, el espectáculo se ve mermado. 

Arrancó la actuación con la vaca Millonaria, me gustó, transmitía peligro y nunca sabías por donde iba a salir. Le vimos una buena subida a la carrera en la rampa. Le faltó quizás algo más de entrega.

A continuación, salieron las cuatro vacas que menos me gustaron, Diana, Envidiosa, Picarilla y Cocinera. Tuvieron movilidad y trabajaron los trastos pero muy a su aire y sin fijeza.

El toro de nombre Ardillo, marcado con el hierro de Ángel Roser, realizó una buena actuación en los obstáculos. Subió a la pirámide, saltó el banco en varias ocasiones, tumbó el tablao y saltó la tijera. Vamos, que lo hizo todo. Eso sí, le faltó un poco de chispa para transmitir más en sus acciones.

Ardillo.

Ardillo.

Celosa no acabó de sacar todo lo que lleva dentro, fue muy respetada. Cuando se metieron un poquito con ella respondió, como en la ocasión que llegó hasta un carro detrás de presa y estuvo a punto de levantarse.

Detalle de Celosa.

Anaconda tuvo detalles, una emparrada en el cono y alguna buena subida a la pirámide. Tal vez también se podría haber visto más con ella. Cocinera y Sevillana más de lo mismo.

Anaconda.

Por último, Dinamita fue de lo mejor del corro, tuvo un gran detalle al levantarse en un carro y tocar a la persona que allí se encontraba. Además se levantó de manera espectacular por el lateral de la pirámide. Muy buena  vaca, a tener en cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario