BUEN JUEGO DE LOS CERRILES EXHIBIDOS EN VILAFAMÉS

Comenzamos el miércoles 19 de agosto con el de Mercedes Pérez Tabernero de la peña Les Culroges, nº 44 guarismo 1, un colorado ojinegro de preciosa estampa, rematado y que realizó una buena salida del cajón. Acudió a todo durante su estancia en la plaza con acometividad y nobleza. Por la noche se vino arriba y se le pudieron sacar una docena de quiebros de muy bella estampa. Aunque por momentos parecía aquerenciado en toriles, siempre se arrancó con alegría y obedeció a los toques. Enhorabuena a Les Culroges, un muy buen ejemplar, tanto en presentación como en juego. 
























La Peña Taurina de Vilafamés adquirió para esta edición un cornalón de la ganadería de Antonio Fernández, marcado con el 7, guarismo 1 y colorado de capa. No podía ocultar su procedencia en su morfología, mucho pitón y poco morrillo, características típicas del encaste Flores. Afeaba su presentación un bulto en la parte derecha de la cara. De su juego, comentar que por la tarde tuvo poca sangre, le faltó mayor chispa. Por la noche estuvo algo mejor, buenas arrancadas, destacando una que dio desde el centro de la plaza hasta la barrera de la calle, y sobre todo, mucha movilidad.


El viernes 21 de agosto la A.C.T. el Ratonero exhibió un bonito ejemplar de pelaje carbonero, de la ganadería de Madroñiz, procedencia Guateles, marcado con el número 27 y guarismo 0. Realizó una bonita salida, con remate a barrotes incluido. Posteriormente mostró mucha viveza y acometividad, pero su falta de pulmón hizo que a los pocos minutos se viniera abajo. Por la noche en la embolada se le pudieron sacar algunos quiebros, con arrancadas espectaculares, pero la falta de fondo hizo que el burel se tumbara en un par de ocasiones. También mostró cierta querencia a toriles, pero cuando lo citaban desde el centro, se arrancaba con mucha fuerza a contra querencia. Una lástima que el físico no le acompañara, quizás también estaba un poco atacado de quilos, y ello, jugó en su contra.




















Por último, el sábado 22  de agosto la comisión exhibió otro ejemplar de Mª Sagrario Huertas, muy en Buendía, y que tuvo muy buen juego.  Se arrancó siempre franco, con la nobleza característica de este encaste, pero aprendiendo a medida que pasaban los minutos. Álex Escrig y Salva se divirtieron con él, dándole varios recortes y quiebros de muy buena factura. En el final de su actuación, metió riñones y levantó el banco hasta el punto de tumbarlo. Por la noche, aun dio bastante guerra, sobre todo por las calles. Buen colofón para los cerriles de estas fiestas, que en líneas generales, han tenido un buen juego.






No hay comentarios:

Publicar un comentario