LAS VACAS DE LA CASTA NAVARRA

Las hembras de la Casta Navarra manifiestan aún más si cabe las características propias de su origen. Su talla es menor que la de los machos y la concavidad del perfil es muy evidente. La cabeza es estrecha y alargada, circunstancia que hace destacar aún más los ojos saltones, que dotan de gran viveza en la mirada. Los cuernos son acaramelados o claros, muy finos en todo su trayecto y con predominio de encornaduras veletas, aunque las cornivueltas y, las cornipasas son también frecuentes.

Grupo de vacas de procedencia Navarra.
Vaca castaña, ojinegra, bocidorada y veleta.
Castaña, ojinegra, bocidorada y cornipasa.
Poseen un cuello fino, estrecho y muy móvil, el tronco es discretamente desarrollado, con la línea dorsolumbar ligeramente ensillada. Las extremidades son igualmente muy finas y cortas, mientras que las ubres alcanzan un tamaño discreto. La cola es proporcionalmente más larga que la de los toros e igualmente poblada. 

Colorada y con la línea dorsolumbar ensillada.
Coloroda, con gran viveza en su mirada, muy astifina y veleta.
Colorada, bocidorada y cornivuelta.
En cuanto a su comportamiento, su bravura desmedida, su ligereza, su ferocidad y su listeza naturales, unidas a su gran resistencia, les han convertido en un verdadero espectáculo por sí mismas. Sus condiciones naturales, unidas a la experiencia que van acumulando en el transcurso de sus participaciones sucesivas en los festejos, vienen dotando de interés y emoción a los espectáculos que se celebran en tierras navarras, aragonesas, vascas, riojanas, catalanas y valencianas.

Grupo de vacas navarras.
En todas estas regiones españolas donde los festejos populares son la base de la fiesta, las reses navarras gozan de gran prestigio, hasta el punto de que la participación en los espectáculos de determinados ejemplares y ganaderías levanta mucha expectación y llega a anunciarse en los carteles.

Colorada y cornivuelta.
En el conjunto de las ganaderías de procedencia navarra, se aprecia un grado de pureza de los rasgos étnicos del vacuno navarro bastante desigual, coexistiendo ejemplares que responden muy fielmente al prototipo racial descrito, junto con otros que no tienen nada que ver con el mismo.

Preciosa vaca colorada, ojalada y veleta.


Además, desde ya hace unos años se viene apreciando una considerable evolución en las reses de Casta Navarra, que afecta a su morfología más que a sus características para la lidia. En conjunto, se ha producido un aumento del tamaño corporal bastante apreciable, como consecuencia del cambio de alimentación aplicado.

Otra colorada y veleta, de gran arboladura.
Las fotografías que documentan este post corresponden a vacas de la ganadería de Vicente Domínguez Guendulaín, que pasa por ser la que conserva con mayor pureza la Casta Navarra.

Fuente: Rodríguez Montesinos, Adolfo. " Los toros del recuerdo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario