IMPORTANTE VAREA CON UN VICTORINO BRAVO EN ARNEDO

Primera vez en la coqueta plaza de Arnedo, que aúna las comodidades de una plaza nueva y un sabor añejo con sus originales tablas. Bastante público en el graderío, alrededor de tres cuartos de entrada, con mucha gente joven y algunas peñas, en una tarde primaveral el 18 de marzo en el todavía invierno. 

Vista panorámica de la plaza media hora antes del festejo.


Cuidada presentación de la corrida de Victorino Martín para esta plaza, y buenas varas nos dejaron ver los matadores, parece que aquí gusta este bonito tercio. El mejor protagonizado por el valenciano, Francisco Pons "Puchano" al tercer astado de la tarde.

Salida del primer toro de Victorino Martín.

Buen puyazo de Puchano.


"Veracruzano" llevaba por nombre y salió con todo desde el inicio. Remates muy fuertes en tablas y una entregada lucha en el caballo hicieron que llegara bajo de energía al último tercio. Varea lo toreó con gusto con el capote y le sacó buenos muletazos sueltos, pero sin acabar de hilvanar la faena. Quizás si el toro no se hubiera desgastado tanto hubiéramos visto algo mejor y más ligado. Destacar unos molinetes finales muy templados. La espada le privó de cortar una oreja. 

Veracruzano intentó saltar de salida al callejón.

Toreo de capote de Varea.

Molinete de Varea.

Sitiéndose el de Almassora.


Frente al bravo y exigente sexto de nombre "Melcochuro", aplaudido de salida por su seria presentación, Varea consiguió dominarlo y templarlo con excelentes muletazos. Con la diestra demostró poder y mando, y ante todo destacó una serie al natural muy despaciosa y rematada atrás. El victorino mostró fijeza, humillación y colocó muy bien la cara, todo ello acompañado de una gran transmisión en sus acciones. Mató de una estocada entera pero caída y se le otorgó una oreja. "Melcorucho" fue fuertemente aplaudido en el arrastre.

Melcochuro en el capote de salida.

Humillada embestida de Melcochuro.

Buen toreo al natural de Varea.

Transmisión en la embestida.

Colocando la cara.

Haciendo un surco con el hocico el de Victorino.


Ureña también protagonizó buenos momentos frente al segundo de la tarde de nombre "Heraldico". Encastado, noble, humillado y con clase en la embestida pero con una fuerte querencia hacia toriles. Protagonizó también un buen tercio de varas y Ureña le realizó una faena basada en el temple y la buena colocación. Emborronó todo con la espada. Frente al quinto poco pudo hacer, el más deslavazado del encierro.

Clase en la embestida de Heraldico.

Mano baja de Ureña.

Al natural rematando atrás.

Con gusto y temple Ureña.


Por su parte, Curro Díaz se topó con el peor lote, un primero con corto recorrido y con el que el de Linares solo dejó algún pasaje de su enorme torería. Y en su segundo la cosa no se arregló, lo mejor, la gran estocada.

Resaltar también un par de quites, uno de Ureña al primero y otro de Varea al que hizo segundo.

El capote de Ureña.

Media de Varea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada