LA LIBERTAD DE VIVIR EN LA DEHESA

Existe vida más allá de los toros que mueren en la plaza. Una vida en plena libertad en las dehesas de nuestro territorio, en las que vacas, sementales y becerros campan a sus anchas. Su rutina diaria consiste en pastar, beber, dormir y reproducirse, sin ninguna otra preocupación. ¿Que sería de estos ejemplares si no tuviéramos corridas de toros? ¿Quien mantendría estos parajes con la biodiversidad que existe en ellos? Preguntas que de buen seguro los animalistas antitaurinos de turno no se hacen.

Y es que más vale una imagen que mil palabras, por ello les presentamos a continuación una serie de fotografías de un hato de vacas de la ganadería de Carmen Valiente en la finca la Zarzuela, realizadas todas en este mes de mayo, con una primavera preciosa. Hierro inscrito en la agrupación, propiedad de la familia Hornos Valiente, que se creó en el año 83, con procedencia Contreras y que con el tiempo se fue eliminando prácticamente, para incorporar vacas en los últimos diez años, compradas al Marqués de  Domecq y otras ganaderías con el mismo origen, y sementales también del Marqués y Conde de Mayalde.

Un auténtico placer el poder disfrutar de estos momentos de paz y tranquilidad, contemplar a los jóvenes retoños y a esas madres que llevan toda una vida disfrutando de la dehesa y de la libertad que les otorga.












No hay comentarios:

Publicar un comentario